Home office

Con 91 votos a favor se aprueba iniciativa que obliga a las compañías a tener que pagar el gasto de sus trabajadores

Debido a la contingencia por el Covid-19, muchas empresas se vieron obligadas a tener que enviar a sus trabajadores a trabajar desde casa. De esta manera podían cumplir con las labores del trabajo sin dejar de cumplir las medidas recomendadas por las autoridades de salud.

Sin embargo, esta opción trajo otros problemas ya que los trabajadores se vieron obligados a tener el equipo suficiente para cumplir sus responsabilidades. Estos gastos tuvieron que cumplirse por parte de cada persona.

Woman discussing business with team over a video conference

Por ello se lanzó una reforma que obligaría a las empresas a tener que pagar la luz y el internet de los empleados durante el home office. Esto gracias a una reforma a la Ley Federal del Trabajo.

La Cámara de Diputados detalló que aunque se espera que pronto se pueda regresar a la normalidad, algunos empleadores han visto el trabajo remoto como una oportunidad de disminuir gastos y tener la misma productividad.

¿Qué señala la reforma sobre el home office?

El dictamen se implementa en la Ley Federal del Trabajo en el artículo 311 y se adiciona el Capítulo XII Bis. Se considera como home office a las labores que se realicen en un sitio distinto a las instalaciones de la empresa o centro de trabajo.

Entre las reformas que se implementan se “encuentran obligaciones especiales para los patrones, a fin de aportar los medios, recursos y herramientas necesarias para cumplir con el trabajo, los cuales incluyen, entre otros, asumir gastos derivados de la jornada laboral, respeto al derecho a la desconexión, mecanismos y capacitación adecuada para el uso de las tecnologías de la información y comunicación”.

home-office-post-covid

Es decir, los trabajadores ya podrán exigir el pago de los gastos que se generan al estar en home office. También incluye los gastos del equipo y del mantenimiento del mismo, por ejemplo una computadora e impresora.

Pero los trabajadores están obligados a cuidar y conservar los equipos que se entreguen, además deberán de regresarlos al término del periodo.

En la reforma también se incluye las horas laborales ya que no deben de aumentar. Aunque se encuentre trabajando de manera remota no se debe de laborar más de lo contemplado.

En la iniciativa también se contempla la privacidad de los empleados, ya que ningún empleado puede obligar a las personas a trabajar con el micrófono y la cámara encendida en todo momento.

“También se busca que aquellos empleados que pasaron de la modalidad presencial a la virtual mantengan todos sus derechos, como sueldo, vacaciones y prestaciones”

Esta reforma sólo aplicará cuando el 40% de cumplimiento de la labor se da fuera del centro de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *